Un post sin herramientas ni Apps

Un post diferente…

Te preguntarás por qué comencé este post así, la razón es simple: No traigo una herramienta 2.0 ó 3.0 ni Apps para hablarte de responsabilidad en las redes sociales, pero si quieres continuar leyendo, hagamos esta reflexión juntos.

netiquea
netiqueta

En otro post escribí sobre este tema (y sé que muchos lo han hecho), pero hoy escribo desde dos roles: madre y profesional. Y es que me siento preocupada por el uso que le dan nuestros jóvenes (y adultos) a las redes sociales. Esto es lo observado:

  • Jóvenes (y adultos) que comparten contenidos ofensivos sin más, sólo porque lo vieron en el timeline de sus amigos.
  • Jóvenes (y adultos) que comparten videos virales grotescos, y les digo que vale la crítica. ¿Por qué grotescos? por que sencillamente toman personas con algunos atributos y les graban, para generar burla y enseñar a otros a disfrutar de hacer el “ridículo”. Graban maltrato animal y lo comparten para hacerlo viral, o niños con enfermedades muy graves y piden likes. Señores, espero no equivocarme pero un like no salvará el niño, el perrito ni hará que bajes de peso. Pero una vida sana, un poco de solidaridad con las personas y algo de atención a nuestros animales si te llenará el corazón de bondad, harás feliz a alguien y mejor sociedad. En consecuencia, más conciencia, menos situaciones difíciles, y de haberlas, si nos apoyamos se superan con más fortaleza.
  • Jóvenes (y adultos) que comparten fotos con semi desnudos, al mejor o peor estilo de una “conejita playboy” para llamar la atención de sus seguidores. No te lo critico si es tu profesión, pero si eres una niña de 15 años o una señora de 40 años, hay ciertas normas que debes conservar, al igual que entender que la imagen que estás dando ante el público cambiará (Igual aplica para los caballeros). Por otro, si es de seguir ese camino, por lo menos contraten un fotógrafo profesional.
  • Jóvenes (y adultos) que aún no empiezan a escribir bien su propio idioma y sus perfiles mencionan cualquier cantidad de cursos y títulos profesionales.
  • Jóvenes (y adultos) que aún no entienden que la tecnología debe estar a favor del hombre.

Y así puedo enumerar tantas otras circunstancias que seguro conocen o han visto, y las cuales me gustaría referenciar con fotos pero sería invadir la privacidad de otras personas. Y no puedo dejar de incluir el bullying profesional, si aquel que se hacen incluso los mismos community manager, programadores y cualquier otro que encontró un medio para quejarse a través de la web, olvidando que no solo les leen sus afines sino tal vez personas que les contratarían o les siguen. Cuando escribes y publicas para la web debes entender que tu público tal vez no se limita a un grupo, página, círculo, chat o seguidores. Que tus publicaciones pueden ser compartidas, interpretadas y tomadas en cuenta para futuras decisiones y que en ellas no solo reflejas personalidad sino actitud y profesionalismo (quizás).

Sobre estos temas he conversado con otras personas, algunos me dicen que no tienen perfiles en las redes sociales y no les afecta. Otros, tienen sus perfiles privados y creen que tampoco les afecta. Algunos más “relajados” no les importa quien ve sus publicaciones, solo contabilizan los likes.

El punto es que, no debemos emplear la tecnología para destruir la moral y las buenas costumbres de nuestras sociedades, esto sin menoscabo de la evolución que deben tener. Se me ocurre además, que hacen falta más espacios para enseñar a hacer uso de las redes sociales a todos por igual (desde el punto de vista de la responsabilidad social). Ya que tengas presencia o no, eres parte de la gran red. Los gobiernos han migrado a la web hace un tiempo, los entes privados también. Nuestros datos son públicos, esto quiere decir que, aunque creas que no tienes presencia, sí la tienes. Lo ideal es darle la imagen correcta, aquella que se asemeja más a quienes somos y donde queremos llegar pero haciendo un correcto uso de estas poderosas herramientas.

Hace días leí: “La educación debe comenzar en la familia, continuar en la escuela y consolidarla a lo largo de toda la vida”.

Como les dije antes, este post es reflexivo y les escribo como madre y profesional. Cuando la responsabilidad es de todos, se llama corresponsabilidad. Personas, familias, empresas, sociedad y gobiernos…todos somos corresponsables en la educación de nuestros hijos, en la casa, en la escuela y para toda su vida.

Y aunque no queremos ya estamos conectados a la gran red. Les invito a leer sobre las Netiquetas

¡Un abrazo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s